“Y aunque tu principio haya sido pequeño, tu postrer estado será muy grande”. (Job 8:7 (RVR1960)

Muestrame el camino.jpg

Las Palabras que recibimos en este día son dirigidas para cada uno de nosotros. Muchos de nosotros para poder pasar por varios escalones tenemos que empezar a fijarnos metas y direcciones que determinarán nuestro éxito. Antes de iniciar cada paso es necesario hacernos esta pregunta: ¿Hacia dónde me dirijo?

Dios es nuestro Capitán, Él es quien dirige nuestras barcas y bajo Su dirección siempre llegaremos a puertos seguros. En el trayecto, vamos a sufrir, reír, llorar, perseverar, pero hasta aquí nos ha traído el Señor.

El Señor ha sido bueno con Su pueblo y Su anhelo es que Su pueblo avance cada día. Él nos prometió que nunca nos dejaría tirados en medio del camino. Cada escalón, cada paso que damos, tienen un gran significado en nuestras vidas. Claro, si estos pasos no son dirigidos por Dios, la carrera seria monótona y vacía. Hemos ido avanzando de escalón a escalón porque Dios por Su misericordia nos ha sostenido por medio de Su Palabra y Sus Promesas.

El mensaje de hoy nos testifica que, aunque tu principio sea pequeño, tu postrer estado será muy grande. Aunque sientas que la carrera es lenta y no tengas fuerzas para escalar, espera a Jehová, porque “los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Aunque vea con tu ojo físico que tu vida no avanza, metete en la Palabra de Dios y verás con tu ojo espiritual como tu vida avanzará. Si te siente enfermo y eso te ha detenido, hoy el Señor te sana y te levanta. Tal vez siente un gran dolor al ver a un familiar envuelto en los vicios, descansa en el Señor y cree que para Él todo es posible. Si tu matrimonio va en decadencia y tus finanzas sean pocas y no tenga trabajo, solo confía plenamente en Dios. Entrégale a Él todas tus cargas y Él te hará descansar.

Si tu fe está flaqueando, hoy el Señor te renueva, te fortalece y te brinda Sus Promesas. Empieza a créele a Dios con todas tus fuerzas. Habla con Él, dile cómo te sientes. Sé que te han diseccionado y has sufrido, pero hoy el Señor se ha acordado de ti. El hombre puede prometer y no cumplir, pero Dios cuando promete cumple. Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? ¡Hoy el Señor te promete que tu postrer estado será muy grande!

¿Qué debo hacer para que estas Promesas de Dios se activen y cobren vida en mi vida?

El Plan de Dios es bendecirnos, Él quiere que nuestro futuro sea bendecido. En Job 8:5-7 Dios nos exhorta dos pasos muy importantes para obtener el éxito en la vida:

1. Si tú de mañana buscares a Dios, y rogares al Todopoderoso:
Esto significa poner a Dios primero, ante todo. En los tiempos de entretenimiento en que estamos viviendo, el hábito es afanarse en el trabajo, y buscar el celular o la computadora primero. La Palabra de Dios nos dice en Mateo 6:33 “Mas buscad primeramente el Reino de Dios y Su Justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. Hay una gran diferencia cuando buscamos a Dios al levantarnos, y cuando no lo buscamos al levantarnos. Te invito a realizar la prueba.

Buscar a Dios en oración y alabanzas antes de empezar la faena diaria, o en todas circunstancias que se presente, resulta de bienestar a nuestras vidas. Cuando ponemos a Dios primero, Él por Su misericordia nos guiará por el camino que debemos seguir. Bajo la dirección de Dios, nunca andaremos perdidos.

Nuestro futuro no depende de nuestro intelecto o de las posesiones que hayamos obtenido a través de los años, nuestro futuro depende del Plan que Dios tiene para nosotros. Las Escrituras nos dice en Job 8:5-7 “Si tú de mañana buscares a Dios, Y rogares al Todopoderoso; Si fueres limpio y recto, ciertamente luego se despertará por ti, y hará próspera la morada de tu justicia. Y aunque tu principio haya sido pequeño, tu postrer estado será muy grande.” Mi dependencia proviene de Dios porque Él es mi prioridad.

2. Si fueres limpio y recto:

Dios es omnisciente, esto significa que Él tiene el poder de conocer todo. Dios tiene el poder de escudriñar el corazón. El Señor conoce cuando un corazón es limpio y cuando un corazón es sucio. No podemos engañar a Dios, pues Él conoce nuestros pensamientos como también el corazón. Un corazón limpio y recto, es aquel que obedece los mandamientos de Dios y los pone por obra en su vida.

Un corazón limpio y recto, es un corazón justo. Dios bendice a un corazón justo. La Palabra de Dios brinda detalles para todo aquel que posee un corazón justo. La bendición del justo es que “Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará”. Nuestra prioridad es buscar el Rostro de Dios cada día y meditar en Su Palabra y aplicarla en nuestras vidas. Un corazón limpio y recto, Dios lo ayuda y lo prospera de tal manera que, aunque el principio haya sido pequeño, el postrer estado será muy grande.”

No temas.

Yo soy Jehova tu Dios.jpgLecturas de la Palabra de Dios: Mateo 6:33/ Mateo 6:33 / Salmos 1:3/Job 8:5-7/ Números 23:19/(RVR1960)

Dios continúe bendiciendo a Su pueblo.
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here