Todo lo puedo en Cristo que me Fortalece

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

Cuando decimos “Todo lo puedo en Cristo” significa que no existe nada en la vida que no logremos con el inmenso amor de Jesús. Cuando andamos con el favor de Dios, no hay obstáculos que no podamos saltar, no hay enfermedad que no podamos vencer.

¿Quién dijo que no se puede?

Sí se puede en el nombre de Jesús. Párate en el nombre de Jesús y clama en voz alta con autoridad diciendo: “voy a seguir hacia adelante con la ayuda de Dios, aunque las adversidades y los vientos estén azotando mi barca, Jesús es quien dirige mi barca y me lleva a puerto seguro de bendición. Él manda a callar las olas y los vientos y ellos se tienen que someterse a la Voz poderosa de Dios”.

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, “no existen barreras que puedan impedir mis sueños, porque Dios me dará las estrategias y fortaleza para vencer todo obstáculo en mi camino”. “En el nombre de Jesús reprendo y echo fuera de mi vida todo temor y obstáculo que quiera impedir mi camino”. “Ninguna arma forjada contra mi prosperará en el nombre de Jesús, TODO lo puedo en Cristo que me fortalece y me da la victoria. Amén.

Con la ayuda en Cristo todo se puede de acuerdo con el Propósitos que Él tiene para nuestras vidas. Agárrate de Dios como nunca antes, no te detengas al primer obstáculo, esfuérzate y se valiente, lucha, continúa la carrera, pero no te detengas. No mires atrás, continúa hacia adelante, si te detienes nunca llegará a la meta. Confía en Dios, cree por fe, arrepiéntete, perdona, y persevera en Él y verás Su mano a tu lado. Dios tiene Planes Eternos para tu vida y te dice: “Porque Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” Jeremías 29:11

¿Quién dijo que no puedo?

Si Dios está conmigo ¿quién contra mí? (Romanos 8:31) Hoy he decidido levantarme, aunque los problemas me arropen, aunque los obstáculos de la vida quieran derrumbarme, aunque el enemigo me haga creer que no soy nada. Hoy me abriré paso en el nombre de Jesús. Sé que con mis fuerzas será difícil, sé que en mí no hay tal fuerza; pero confió en Uno que sí me puede ayudar a recobrar mis fuerzas; su nombre es Jesús de Nazaret. Él es quien me levanta y me da las fuerzas para ver un nuevo amanecer en Su Luz. Con la ayuda de Dios, sé que puedo salir hacia adelante y no voy a retroceder. Seguiré la carrera victoriosa (o) aunque llegue a la meta gateando físicamente, pero en lo espiritual fuertemente. Hoy me levanto y prosigo mi carrera, no me pararé, los que se paran en la carrera es porque no lucharon.

Muchas veces nos desesperamos cuando no vemos los Planes que Dios tiene para cada uno de nosotros. En ese proceso, debemos de revisarnos y ver dónde estamos fallando y arreglar cuentas con Dios. Su misericordia es tan grande que quiere lo mejor para nosotros y nos vuelve a recibir con los brazos abiertos. Debes continuar la carrera y nunca pararte.

Sé que has pasado por situaciones muy difíciles donde te has visto caer y sin fuerzas para levantarte; pero hoy te digo de parte de Dios que, aunque veas todo oscuro. Muchas veces en medio de tu soledad has pensado ¿Por qué a mí? ¿Porque estoy pasando por esta pesadilla? Muchas veces has sentido que no tiene escapatoria y te sientes atrapado (a) y ese sentir te trae dolor y desesperación. Muchas veces en medio del abuso de poder y de necesidad te has preguntado ¿Por qué nací en este país? En lo más íntimo de tu corazón has pensado en cómo hablarle al hijo rebelde porque quieres lo mejor para él. Has pasado por un desprecio y todavía esas heridas no se han cicatrizado, hoy el Señor viene a sanar a Su pueblo que cree, espera y confía en Él. Dios nunca se equivoca, Él abre camino donde no hay camino y preserva a Sus hijos librándolos del mal. Aunque veamos cosas que no entendamos… “sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su Propósito son llamados” (Romanos 8:28 (RVR1960).

Dios estará a tu lado alumbrando tus pasos para no caer, Él te librará de caídas. La luz de Cristo viene hoy para darte un brillo de esperanza y levantarte otra vez. Cobrad ánimo piensa en tu futuro, en los Planes que Dios tiene para ti, no cuelgues los guantes, pelea en oración y espera en Dios. “Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque Yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, Soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti. Porque a Mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y Yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida. No temas, porque Yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré” (Isaías 43:2-5 (RVR1960)

Todo lo puedo en Cristo que me Fortalece y me da la victoria.

Escrito por Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.