Sanaré tus Heridas

Sanaré tus Heridas

Muchas veces cuando pasamos por situaciones difíciles pensamos que Dios está lejos de nosotros, sin embargo, la Palabra de Dios nos dice que el Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; Él rescata a los de espíritu destrozado”. Salmo 34:18 (NTV). Tal vez estás pasando por situaciones difíciles, pero el Señor siempre buscará la salida para que puedas pasar. Hoy el Señor te brinda Su paz que perdura para siempre. El Señor nos dice: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, Yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestro pronto auxilio en la tribulación, si te sientes aquejado de salud, el Señor Jesucristo nuestro Salvador dice en Su Palabra: “Haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda. ¿Lo crees? Para el que cree todo es posible, el leproso clamó y recibió su sanidad porque creyó. “Y he aquí vino un leproso y se postró ante Él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.

El Señor “sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas” (Salmos 147:3). Aunque te hayan abandonado y despreciado, con todo Jehová te recogerá y sanará tus heridas. Él te ama con amor eterno y extiende Su misericordia para levantarte. “Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia” Jeremías 31:3 (RVR1960).
Mas Yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda. Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de Sus ojos, y dieres oído a Sus mandamientos, y guardares todos Sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque Yo Soy Jehová tu sanador.

“Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por Su llaga fuimos nosotros curados” (Isaías 53:5 -RVR1960).

Oración:
Padre te pido en el nombre de tu Hijo Jesús de Nazaret, tu Hijo amado que, todo aquel que se acerque a Ti creyendo sea sanado y sea salvo, en el Nombre de Jesús. Amén.

Palabra de Dios
Lecturas Bíblicas: Isaías 53:6 / Mateo 21:21-22/ Éxodo 15:26 -RVR1960/ Mateo 8:2-3/Jeremías 30:17/
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.