Recibe Tu Sanidad en el Nombre de Jesús

Recibe Tu Sanidad en el Nombre de Jesús

La voluntad de Dios es que tú seas sano y salvo. “Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el Evangelio del Reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mateo 4:23 -RVR1960).
La Escrituras nos enseña que el ministerio de Jesús fue y es un ministerio de Salvación y de Sanidad Divina. La fama del Maestro se ampliaba y multitud de personas se reunirían para escuchar a Jesús como también iban para recibir sanidad (Lucas 5:15). Y vinieron a Él en el templo ciegos y cojos, y los sanó” (Mateo 21:14). “Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó” (Mateo 4:24). Dice la Palabra en Salmos 103:2-3 “Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de Sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias”. Todo es posible si puedes creer en las Palabras de Dios.

Jesucristo es el único Mediador entre Dios y los hombres, de modo que, todo aquel que lo recibe, creyendo en Él son salvos. Un ejemplo de esto lo encontramos en Lucas 17:11-19

Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado. Seamos agradecidos con Dios.

y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador. Éxodo 15:26
Oración:
Padre te doy gracias por tu amor y por tus bendiciones que son nuevas cada mañana. En este día clamo por todos los enfermos en los hospitales como también aquellos que se encuentran en las casas. Clamo que Tú oh Dios pase tu Mano sanadora y los restaure completamente. En el nombre de Jesús clamo vida sobre cada persona enferma y que ellos sean agradecidos de lo que Tú oh Dios realizaste en sus vidas. Señor, te pido en el nombre de tu Hijo Jesús de Nazaret, tu Hijo amado que, todo aquel que se acerque a Ti creyendo sea sanado y sea salvo, en el Nombre de Jesús. Amén.
¡Recibe Tu Sanidad en el Nombre de Jesús!
¡Si lo crees proclama un gran amén!

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.