El Poder de la Oración

La oración tiene el poder para cambiar el curso de la historia y esa trayectoria se puede lograr solamente cuando oramos “… en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu” (Efesios 6:18). “Dios nos dice Orad sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17). En circunstancias difíciles en las que no podemos con ellas; la oración es el bálsamo que nos resuelve y nos brinda la paz. Nunca dejes de orar, porque Dios escucha tu voz. Dios escucha nuestras oraciones cuando salen de una fe real y verdadera.

Él escucha nuestros ruegos porque si la mujer sirofenisa cuya hija estaba poseída por un demonio, no le hubiera clamado a Dios, su hija no había sido sanada (Marcos 7:26-30). Dios escucha nuestro clamor porque, si Pedro no le hubiera pedido a Jesús que le ordenara salir de la barca y caminar sobre el agua, él no hubiera testificado las grandezas del Señor cuando clamamos a Él. (Mateo 14:28-29).

Si la mujer del flujo de sangre no hubiera buscado a Jesús, nunca habría recibido su sanidad. (Lucas 8:43-48). Dios es todo poderoso y escucha nuestro clamor, si el hombre ciego que suplicaba en las afueras de Jericó no hubiera buscado y clamado a Cristo; nunca habría recobrado la vista (Lucas 18:35-43). Hay poder en la Oración cuando clamamos por fe a nuestro Dios.

Los discípulos anduvieron con Jesús y vieron muchos milagros, poder, y prodigios; y aun así, fueron a ver a Jesús y le pidieron que les enseñara a orar. La Palabra de Dios nos enseña que el Único Mediador entre Dios y el hombre es Jesucristo. Porque hay un solo Dios, y un solo Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Timoteo 2:5). Es por eso que, debemos de orar en el Nombre de Jesús para que nuestras oraciones sean contestadas de acuerdo a la voluntad de Dios. Abramos nuestro corazón y presentémonos delante de Dios en ruego y oración, con un corazón arrepentido y humillado como los hicieron los discípulos; para que nuestras oraciones sean contestadas. Si no sabe cómo orar, pídale al Padre y Él te enseñará. Pídale a Dios que te ayude a saber orar y perdone tus pecados y cambie tu vida; como lo hizo conmigo. Dios tiene el poder y la habilidad para transformar y cambiar. De la misma manera que el Señor les enseñó a Sus discipulos a saber cómo orar, también; nos enseña a todos la oración Modelo: El Padre Nuestro. Dios es nuestro Padre Eterno y todos podemos acudir a Él en oración.

Oremos
Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el Reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

Mensaje de Dios

BV Flores

www.ministeriosdesanidad.org

 

 

Comentarios

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here