Poder de la Palabra y la Oración

Poder de la Oración en tiempos de una intervención quirúrgica

Todos en algún tiempo dado, hemos pasado por un quirófano para una intervención quirúrgica. Yo he pasado por esos momentos y les diré que tenemos que llenarnos de valentía y autoridad en el nombre de Jesús para contrarrestar todo espíritu de miedo que quieren hacer nido en la mente en momentos así. El enemigo se la luce para infundir todo tipo de miedo para vernos cansados derrotados y llenos de temor. Lo que él no sabe es que, Dios nunca desampara a Sus hijos. Usted no se imagina todo el bombardeo que satanás hace para infundir miedos y dudas en momentos cuando nos sentimos vulnerables.

Es necesario leer la Palabra de Dios y memorizarlas porque la Palabra de Dios es vida y vida en abundancia. Es necesario cobrar ánimo y declarar palabras de vida en momentos que conciernen con nuestra salud y pedirle a Dios que tome dominio y control en todo. Es necesario que entiendas, que tenemos poder y autoridad para declarar salud sobre nosotros mismos, sobre nuestros hijos, familiares y amigos en el nombre de Jesús y descansar en Él.

Estas son las Palabras que debemos declarar en nosotros mismos, en las familias y amigos y créelas por fe y en el nombre de Jesús en todo tiempo, especialmente en tiempo de una intervención quirúrgica:

“No moriré; sino que viviré para contar lo que hizo el Señor” (Salmos 118:17).

“Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová” (Isaías 54:17 (RVR1960)

“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7 (RVR1960)

“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino un espíritu de poder, de amor y de buen juicio “(2 Timoteo 1:7-9 (DHH).

“No temas, porque Yo Estoy contigo; no desmayes, porque Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Isaías 41:10 (RVR1960)

Oremos:
Padre de amor y misericordia te damos todo el honor y la gloria por los siglos de los siglos. Hay poder en Ti, hay poder en Tu Santa Palabra y hay poder en el Nombre de Jesús. ¿Señor, habrá algo difícil para Ti? Para Ti no hay nada imposible. Creo que lo que es imposible para el hombre, es posible para Ti. Padre mío yo intercedo ante tu Trono de la gracia a través de tu Hijo Jesucristo porque hay promesa donde tu dice que, “todo lo que pidáis en Mi Nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo” (Juan 14:13). Señor, creo por fe que todo cuanto te pidamos en tu Nombre, Tú harías la obra. Bajo ese Nombre que es sobre todo nombre, en el Nombre de Jesús, te pido por todas las personas que van a ser operadas, que sea Tú el Cirujano de la operación. En el nombre de Jesús te pido que restablezca, repare, sane y ponga órganos nuevos. Señor pon unción fresca en las mentes de cada persona que van a pasar por cirugía. Que la anestesia y todo medicamento sea para bien y no cause ningún efecto secundario en el nombre de Jesús te lo pido. No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo Soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Gracias Señor en avance porque sé que Tú está al control de todo. Padre, Tú no me ha dado espíritu de miedo ni de cobardía, sino de dominio propio. En el Nombre de Jesús mando hacia el abismo y sin retorno todo temor. Renuevo mi mente con tu Palabra, ella es vida y vida en abundancia. Amén. Descanso en Tu Paz. Amén. 
“Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se abrirá” (Mateo 7:7-11 (RVA)’

Palabra de Dios
Escrito por Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.