Oración de Fe Rompe Cadenas

Oración de Fe Rompe Cadenas

“Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente” (3 Juan 1:2).

Cristo nos amó y se entregó a Sí mismo por cada uno de nosotros, Él llevó nuestros pecados y enfermedades en la Cruz del Calvario y todo lo hizo por amor a nosotros. Dios desea que tengamos vida y vida en abundancia. Todos sabemos que Jesús hizo milagros en la tierra y que Dios tiene el poder de sanar.

Hechos 9:36-42 nos habla del poder sobrenatural de Dios y lo que Él puede hacer cuando confiamos y creemos en Su Palabra. Dice la Palabra de Dios que “había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía. Y aconteció que en aquellos días enfermó y murió. Después de lavada, la pusieron en una sala. Y como Lida estaba cerca de Jope, los discípulos, oyendo que Pedro estaba allí, le enviaron dos hombres, a rogarle: No tardes en venir a nosotros. Levantándose entonces Pedro, fue con ellos; y cuando llegó, le llevaron a la sala, donde le rodearon todas las viudas, llorando y mostrando las túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas. Entonces, sacando a todos, Pedro se puso de rodillas y oró; y volviéndose al cuerpo, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó. Y él, dándole la mano, la levantó; entonces, llamando a los santos y a las viudas, la presentó viva. Esto fue notorio en toda Jope, y muchos creyeron en el Señor.

No importa la crisis que tenga o los momentos difíciles que estés atravesando, Dios está al control.  Él es el mismo de ayer, hoy y por los siglos de los siglos. Dios nunca cambia y Su mayor anhelo es que todos gocemos de salud y de larga vida. Clama a Dios con toda tu mente y con todo tu corazón y Él te responderá. “Me invocará, y Yo le responderé; con él estaré Yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré Mi Salvación. Agarrémonos de las Promesas de Dios y confiemos en Su Palabra hoy más que nunca. «Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su Propósito son llamados». Romanos 8:28-30 (RVR1960)
“Yo les he dicho estas cosas para que en Mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo” (Juan 16:33 NVI).
Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido” Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por Su llaga fuimos nosotros curados. (Isaías 53:4-5).

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.