Nunca olvides los beneficios de Dios

//Si no hubiera sido por el Señor,//

//Mi alma se hubiera perdido,
si no hubiera sido por el Señor.//

Esta alabanza tan corta y poderosa tiene un trasfondo para meditar, porque en ella podemos transportarnos a lo que éramos antes cuando andábamos perdidos, sin rumbo y sin dirección.

Que sería de mi si los beneficios de Dios no me hubieran alcanzado, pero Su misericordia me alcanzó. Dios por Su gracia y misericordia borró mi pasado y cambió mis vestidos sucios a vestidos resplandecientes. Esa transformación, es de continuo aprendizaje en el temor de Dios de modo que, cuando nos debilitamos y fallamos, ahí viene Él para levantarnos una vez más. Qué bueno y grande es Su amor. 

Esta alabanza representa la misericordia y beneficios de Dios a una nueva vida en la luz de Cristo. Debemos vivir agradecidos de todos los beneficios que Dios por Su misericordia nos ofrece cada día aun cuando nos encontremos en la mas profunda adversidad. Hoy el Señor viene a decirte que nunca te olvides de Sus beneficios. Dios nunca se equivoca y tiene todo bajo Su control aun cuando los médicos declaren un reporte no favorable. Dios es quien ofrece el mejor Reporte y en Su Reporte hay sanidad y liberación, solo cree y decláralo por fe en el nombre de Jesús de Nazaret. No te enfoque en las circunstancias, mas bien, bendice y cántale a Jehová por todos los beneficios que Él te ha dado. El salmista David pasó por muchos sinsabores y en vez de enfocarse en sus problemas, él se enfocaba a bendecir a Jehová por haberlo perdonado y librado de sus enemigos diciendo:

“Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo Nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de Sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila. Jehová es el que hace justicia y derecho a todos los que padecen violencia. Sus caminos notificó a Moisés, y a los hijos de Israel sus obras. Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira, y grande en misericordia”.

En verdad, hay momentos en nuestras vidas cuando los problemas nos frustran y nos cansan de tal manera que no tenemos ni deseos de alabar a Dios. Es ahí en medio del desánimo, en las circunstancias y vicisitudes de la vida, que debemos con más ahínco buscar la presencia de Dios. Con una actitud de agradecimiento a Dios, debemos ordenarles a nuestras almas que adore a Dios por todos los beneficios que Él por Su misericordia nos ha dado y continuará dando. Las bendiciones de Dios son en un continuo aumento.

Así como el salmista David bendijo a Jehová por todos los beneficios que Dios hiso por él, todos debemos de recordar lo que Dios hiso, hace y hará con nosotros. Dios es quien perdona todas mis iniquidades, el que sana todas mis dolencias; el que rescata del hoyo mi vida, el que me corona de favores y misericordias; el que sacia de bien mi boca de modo que me rejuvenezcas como el águila. Jehová es mi Juez por excelencia, Él me hará justicia y me librará de mis enemigos de modo que nunca caeré en vergüenza.

Oremos: !Bendice, alma mía a Jehová! Padre Eterno, ayúdanos a recordar cada día los beneficios que Tú por tu misericordia nos ha ofrecido. Gracias mi Señor por todos Tus beneficios. Amén.

Escrito: Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.