NUNCA MÁS ME ACORDARÉ DE TUS PECADOS

NUNCA MÁS ME ACORDARÉ DE TUS PECADOS
Entrégale tus cargas al Señor y Él te hará descansar

Hay cargas tan grandes que solamente pueden ser alivianadas por medio de una intervención Divina de Dios. La Palabra de Dios dice en Salmos 55:22 “Echa sobre Jehová tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo”. El pecado y un pasado lleno de dolor pueden cansar a un ser humano de tal forma que lo paraliza viviendo con ese recuerdo toda la vida. Dios tiene la habilidad para remover toda carga y borrar todo pasado. Él se hace cargo de nuestras cargas cuando a Él clamamos. Su misericordia es tan grande que, carga con nuestras cargas y la pone en Sus hombros para que podamos salir hacia adelante y no hacia atrás.

Podemos notar desde Genesis hasta el Apocalipsis, que la mayoría de los hombres y mujeres de la Biblia cargaron con cargar pesadas y Dios los ayudó. Si en esta hora sientes que tu carga está muy pesada de tal manera que sientes caer, hoy el Señor te levanta y borra tu pasado. Dios es un Dios perdonador y fortalece a Sus hijos quitándoles sus cargas.

¿Qué son las cargas?

Las cargas vienen de diferentes tamaños unas más grandes y otras más pequeñas, pero al final, son cargas que fácilmente le pueden robar el gozo a cualquiera. La carga del pasado es una carga muy peligrosa debido a que, aunque pertenece al pasado, puede regir en el presente, especialmente en el corazón del ser humano que fue lastimado dolorosamente en algún momento de su vida.

Existen personas que fueron abusadas en su pasado, crecieron y actualmente están casadas, pero no son felices debido a su pasado. Ellos no han podido ser libres de ese dolor porque, aunque han sido víctimas, se sienten culpables. El enemigo le hace pensar que fue culpable y ese sentimiento provoca que las personas lleven una vida en tristezas, culpabilidad y depresión. Hoy el Señor viene a libertarte y a decirte: “Yo, Yo Soy el que borro tus rebeliones por amor de Mí Mismo, y no me acordaré de tus pecados” (Isaías 43:25 (RVR1960). Humíllate ante Dios y entrégale tus cargas, Él nunca te dejará tirado ni mucho menos abandonado. Dios echará en lo profundo del mar todos tus pecados, así que, secas tus lágrimas, levántate y dale las gracias a Dios. “Porque seré propicio a sus injusticias, y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades” (Hebreos 8:12 (RVR1960). “añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones” (Hebreos 10:17 (RVR1960).

¿Qué Dios como Tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de Su heredad? No retuvo para siempre Su enojo, porque se deleita en misericordia. Él volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7:18-19 (RVR1960).

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.