No Tire la Toalla… Sécate con Ella

Cuantas veces en momentos difíciles de la vida pensamos que las puertas se cierran, no vemos caminos para continuar, los obstáculos los vemos muy altos y lo primero que pensamos es tirar la toalla.

¿Qué es Tirar la toalla?

“Tirar la toalla”, es no luchar con las metas que te has propuesto.

Si te encuentras en medio de una situación difícil y sientes tirar la toalla, no te des por vencido, no tires tus sueños ni tus metas a la basura, persiste en lo que te has propuesto. No tire la toalla, sécate con ella.

Cuando en medio de una emergencia sientes que las fuerzas, el miedo y el desánimo te invaden, pídele las fuerzas a Dios, Él te la darás. Marcha, no te detengas, pero no tire la toalla. Los que tiran la toalla nunca lucharon. Si los obstáculos y las murallas son muy altos y no sabes cómo sobrepasarlos, no te dé por vencido. No abandones tus sueños, ten fe. Pídele las fuerzas a Dios y Él te dará las estrategias para sobrepasarlos por más altos que estos resulten ser. No importa cuán altos sean tus obstáculos o difícil tu camino, déjame decirte que Dios nunca te pondrá carga que tú no puedas cargar. Cuando la carga es muy pesada, Él te dará las herramientas para salir hacia adelante. Solo confía en Él y esfuérzate. Vamos no tires la toalla… sécate con ella.

Esforzarse no es una tarea fácil, nadie nos dijo que esforzarse sería una tarea fácil, hay que trabajar, disciplinarse, perseverar… hay que fajarse. Es tiempo de pararse de la silla cómoda y marchar. Si decides confiar en Dios y dejar que Él te acompañe en tu marcha, te aseguro que llegarás a la meta, porque “los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve, sino que permanece para siempre.

Si lo que estas pasando está muy lejos y piensas abandonar el camino, deja que Dios te dirijas; bajo la dirección de Dios, nunca andarás perdido. El Todopoderoso tiene la habilidad para cambiar tus lamentos en bailes y llenarte de Su favor y de Su gracia. Confía y deja que Dios dirija tus pasos, Él te llevará a puertos seguros.

Deposita tus sueños y tus metas al Señor, Él tiene llaves que abren puertas y nadie las pueden cerrar. Prosigue, marcha, disciplínate, sueña, persiste y no mires hacia atrás. “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

Vamos, lucha, esfuérzate e inténtalo de nuevo. Persiste por conseguir aquello por lo que estás luchando. No nos demos por vencidos, no tiremos la toalla, sequémonos con ella.

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.

Lecturas Bíblicas: Salmos 125:1 (RVR1960) Josué 1:9 (RVR1960) Hebreos 11:1 (RVR1960) Palabra de Dios.

Escrito por: Bventura Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.