No te Preocupes… Espera con Paciencia en Su Amor

Mientras esperamos en las Promesas de Dios vamos a pasar por diferentes obstáculos unos más altos o más bajos. No importa cuál pequeño o grande sean los obstáculos, Dios nos dará las técnicas y las estrategias para sobrepasarlos en victoria. En cada situación, recuerda sobrellevarla en el amor de Cristo, Su amor nunca nos dejará pasar vergüenza. Recuerdas también que, el amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. (1 Corintios 13).  Así es el amor de Cristo y nosotros debemos seguir ese gran amor en nuestros corazones.

Hoy el Señor nos bendice y nos enseña en Su gran amor, paciencia y consolación. “Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que, por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús” (Romanos 15: 4-5).
Las escrituras nos brindan esperanza y ánimo mientras esperamos pacientemente que se cumplan las promesas de Dios. Que el Señor quien nos da la paciencia y el ánimo, nos ayude a vivir en una completa armonía con cada uno de nuestros hermanos en el amor de Cristo.

A veces pasamos por circunstancias y vicisitudes de la vida y llegamos a pensar que estamos solos y que Dios se ha olvidado de nosotros. En medio de la desesperación, pareciera que las puertas y caminos se nos cierran. Mientras pensamos así, Dios está callado obrando a favor de nosotros, abriendo camino donde no hay caminos. Dios es Omnisciente, Él conoce y ve todo lo que nos pasa y Su anhelo es bendecirnos en todas las etapas de nuestras vidas por medio de Su Palabra. Por tanto, cuando te sientas cansado y atribulado, descansa en Dios y no te preocupes. “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna” (Santiago 1:2-4 (RVR1960). “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su Propósito son llamados” (Romanos 8:28 (RVR1960).

Ahí donde te encuentras hoy vengo a decirte de parte de Dios que confié en Él, agárrate de las Manos de Dios, Él te guiará y te darás las direcciones correctas. Búscalo temprano en la mañana y cántale a Él. Dios habita en medio de las alabanzas de Su pueblo. Dios bendice a aquellos que soportan pacientemente las pruebas y la tentación. Luego recibirán la Corona de Vida que Dios ha prometido a quienes lo aman. No te Preocupes… Espera con Paciencia en Su Amor ¡Amén!

Oremos: Padre Eterno te alabo y te bendigo y te doy gracias por tu amor y misericordia. Digno eres de recibir toda gloria y honra por los siglos de los siglos. Señor, Tú que vive y reina y mora en las alturas y en mi corazón, te pido que me ayude a esperar en Tus Promesas. Sé que vendrán obstáculos, pero contigo venceré cada uno de ellos. ¿Si Dios está conmigo quién contra mí? Gracias Padre mío y Dios mío. En el nombre de Jesús, Amén.

Escrito por: Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.