NO TE DEJARÉ NI TE DESAMPARARÉ

Dios tiene un Plan perfecto para cada uno de nosotros y todos Sus Planes son únicos. Tal vez te ha sentido que todos te han abandonado a tal manera que te han sacado de su lista de teléfono o de sus redes sociales. Has sentido que aun la persona que se sentaba en tu mesa también te ha dado la espalda. El rechazo es tu peor enemigo y cuando meditas en las personas que te han dado la espalda y ya no se comunican contigo te causa un profundo dolor. Peor es cuando la falta de amor procede de un familiar. De igual manera se sintió el salmista David cuando dijo: “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá”. Salmos 27:10 (RVR1960).

Cuando meditamos en este versículo, podemos sentir que David pudo superar su sentimiento de rechazo. El salmista no se quedó toda la vida sufriendo porque fue rechazado o abandonado, mas bien, él abrazó a Dios como Su padre. Dios fue su Padre, su Pastor y su Fortaleza para superar ese amargo sentimiento. He tenido la oportunidad de ministrarles a personas que han vivido frustradas y fracasadas todas sus vidas por un rechazo de parte de sus padres, familiares y amistades. Ellos han alimentado ese sentimiento por años y cargan con ese dolor hasta sus vidas adulta empeorando su relación actual. Entiendo que el dolor de ser rechazado es fuerte, pero hay una salida para ponerle punto final a ese dolor. Jesús es la salida.

El salmista David encontró la salida en Dios, él reconoció que, en los momentos más difíciles de su vida, Dios nunca lo iba a abandonar.
Si ha sentido ese amargo dolor y clama a Dios, Él nunca te abandonará, Él te amaba desde mucho antes que existiera en el vientre de tu madre. Desde el principio de la creación, Dios ya te conocía. Aunque te hayan rechazado y te hayan mirado sin valor, déjame decirte que Dios te mira con mucho valor, Perla preciosa eres tú para Dios. Dios escribió tu nombre en las palmas de Sus manos para acordarse de ti cada día. ¡Eres la niña de sus ojos! Cosas grandes y maravillosas tiene Dios para tu vida, de los cuales Él efectuará conforme a Su Palabra y al propósito de Él para ti. Es necesario que abrace las promesas de Dios por medio de la fe. David le creyó a Dios, y Dios quitó todas sus inquietudes de rechazo a tal manera que Dios lo sacó del redil y lo posicionó rey de Israel.

El Señor estuvo con David porque David clamó a Dios y Él no lo desamparó.  No importa cuál es tu circunstancia en este momento ya sea de rechazo, de finanzas, de enfermedad, de necesidad de buscar un trabajo, drogas o desunión familiar, preséntate ante Dios y Él abrirá caminos donde no hay camino. El Señor sacó a David de muchas circunstancias, de igual manera lo hará contigo cuando clame a Él con toda tu mente y todo tu corazón. Espera en Él, y verás a Dios obrando en ti. El Señor estuvo con David porque David clamó a Dios y Él no lo desamparó. De igual manera estará contigo si abre tu corazón a Dios.

Josué 1:5 (RVR1960) Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Oremos:
Padre Eterno, Dios Todopoderoso ¿habrá algo difícil para Ti? Para Ti no hay nada difícil e imposible que Tú no puedas realizar. Padre gracias por renovar mi mente y mi corazón. Gracias por extender tu mano y mostrarme tu amor incondicional. Te amo mi Señor. Amén.

Escrito por: Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.