No Te Asuste Yo Estoy Contigo

Ante las vicisitudes y problemas que está atravesando la humanidad, es tiempo de interceder en ayuno y oración por un avivamiento de conversiones de almas para Cristo. Cada dificultad es una gran oportunidad para acercarnos a Dios en espíritu y en verdad, porque Cristo viene pronto. Si miramos bien en todas las áreas del hombre, la humanidad va en decadencia. Es nuestra responsabilidad como creyentes orar y renovar la mente cada día con la Palabra de Dios.

Iglesia, es tiempo de levantarnos en ayuno y oración por nuestros hijos, nuestras casas y matrimonio. Es tiempo de unirnos con una sola voz y unánime para romper toda asechanza maligna del mal, “porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia” (Efesios 6:12-14 (RVR1960). “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” 2 Corintios 10: 4-5

Dios no se equivoca, todo tiene un Plan y bajo Su Plan, existen Propósitos que deben acontecer para poder ver Su gloria. Muchas veces no entendemos las situaciones, pero más luego Dios nos las revela claramente. Es como un rompecabeza de cinco mil piezas, cuando ve cada pieza, dirás ¿cómo voy a armar todas estas piezas? Pero si te dedicas cada día a poner pieza por pieza, al final, verás la fotografía claramente.

Cuando nos enfrentamos a retos, a circunstancias que están fuera de nuestras manos, lo único que funciona es cada día orar e interceder y poco a poco, Dios va revelando y guiándonos en Su luz. Dios nos mostrará claramente la fotografía en medio de las circunstancias y nos enseñará cómo orar e interceder específicamente para no caer. No hay por qué temer antes las dificultades y las tormentas, pues Él nos prometió que nunca nos dejarás solos.

Iglesia, es tiempo de meternos en oración y ayuno, es tiempo de buscar a Dios en espíritu y en verdad. Es tiempo de cubrir en oración nuestras familias. Es tiempo de orar por nuestra comunidad y líderes políticos para que sean guiados por Dios y no por sus pasiones. Es tiempo de orar por todas las naciones y por sus líderes políticos para que logren alcanzar la salvación.

Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque Suyos son el poder y la sabiduría. Él muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. Daniel 2:20-21 (RVR1960)

Santiago 5:16 “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho”

No Te Asuste Yo Estoy Contigo. Yo abro Camino donde no hay camino para que puedas pasar. 

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.