Levántate y Resplandece

 

“Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti” (Isaías 60:1).

Este mensaje va dirigido para todos aquellos que tienen un llamado de Dios, pero las circunstancias y los afanes de la vida los tienen detenidos y desanimados.

No importa la condición en que te encuentres para recibir el llamado de nuestro Señor Jesucristo, solo arrepiéntete de todo corazón y depende del Señor, Él hará la obra en ti. El Señor Jesucristo viene a tu vida para revestirte de Su gloria.

Levántate con autoridad en el Nombre de Jesús. Es tiempo de resplandecer y llevar la Buenas Nuevas a los que se encuentran en oscuridad. Resplandece porque la gloria de Jehová ha venido sobre ti.

Resplandece con esplendor, que te puedan ver llevando la Palabra de Dios a los que se encuentran con hambre y sed. Este es el tiempo de llevar salvación, liberación y restauración a los que se encuentran en cautiverio.

Levántate y resplandece porque Jehová ira contigo, Él no te dejará. No te preocupes por lo que vas a decir, pues el Espíritu Santo hablará por ti. Levántate y pon mano a la Obra.

El plan de Dios es llenarte de Su gloria y que alumbre en la oscuridad con Su Luz salvadora. Párate de esa silla cómoda y levántate porque grandes cosas tiene Dios para ti hoy, no temas, solo cree. Jesús escogió a Sus discípulos para llevar el Evangelio de salvación y ellos fueron llenados de la gloria de Dios con poder y milagros.

La gloria de Dios es la que salva, restaura, liberta y sana. Levántate y deja la pereza, cobrad ánimo. Como a los discípulos, Dios también te ha escogido para mostrarte Su gloria porque le eres útil para Él.

Me dirás “Pero es que no se hablar en público, soy muy tímido (a).” Esas son excusas que el enemigo pone en tu mente porque él sabe que si te levanta vendrán bendiciones a tu vida. Te voy a decir una cosa: El enemigo nunca va a querer que progrese o que te vaya bien, Satanás se goza cuando a un hijo de Dios le va mal.

Pero “sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:28). Dios te ha llamado hoy, no cuelgues, contesta Su Llamada.

Levántate, párate y no te escondas más. ¿Por qué te escondes? Tú eres lámpara y no oscuridad. “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mateo 5:14-16 Reina-Valera 1960).

Somos luz en medio de este mundo lleno de oscuridad donde muchos están sedientos por la palabra de Dios. La Palabra de Dios es Rio de Agua Viva que calma la sed, salva y transforma para toda la vida.

Hoy el Señor nos manda a levantarnos y brillar con Su luz. Andar como luz significa andar con transparencia. Nuestra conducta debe ser como una luz que ilumine y muestre cómo se obedece a Dios.

Que nuestros testimonios sean íntegros para dar ejemplos a los demás por medio del amor de Cristo Jesús.

Levantarnos no significa solamente pararnos de una silla o levantarnos de una cama, hoy el Señor Jesucristo nos está llamando a levantarnos en muchas áreas de nuestras vidas que necesitan ser enderezadas.

El anhelo del Señor es usarnos y revestirnos de Su gloria, para que eso suceda tenemos que andar como a Él le agrada, dejando lo que queda atrás y proseguir con el plan que Dios tiene para cada uno de nosotros. Levante en el Nombre de Jesús de Nazaret.

Levántate de esa depresión, levántate de las drogas y el alcohol. Levántate, Cristo quiere sanarte hoy, recibe sanidad en el Nombre de Jesús. Levántate y olvida ese pasado de dolor.

Señor saca a tu hijo (a) de esa vida de adulterio y de pasiones desordenadas y levántalo (a) como lo hiciste con David tu hijo. Endereza tu vida torcida y ponte de pie porque Dios va hacer grandes cosas en ti.

Es tiempo de levantarte e ir al campo del enemigo y rescatar lo que él te ha robado. Levántate con autoridad, no temas pues Jehová es escudo alrededor tuyo. Él quiere llenarte de Su gloria, pues en Su gloria hay bendiciones. Cobrad ánimo y levántate hoy en el Nombre de Jesús.

Levántate y resplandece en el Nombre del Señor. Padre celestial gracias por tu amor y por tu misericordia. Vengo ante ti para pedirte perdón, perdóname y enséname a caminar como a Ti te agrada.

Señor hoy he decido levantarme y hacer lo que Tú quiere que yo haga. Lléname de tu fuerza para continuar en esta carrera contigo.

Señor gracias por tu Luz, sé que con ella podré llevar tu Palabra y testimonios en la oscuridad. Señor Jesús, no encuentro las palabras para agradecer todo lo que Tú ha hecho en mi vida, te amo Señor.

Bendiciones

Comentarios

Comentarios

2 thoughts on “Levántate y Resplandece

  • July 11, 2011 at 11:21 am
    Permalink

    lindo tema gracias esta palabra me ah hecho dar cuenta que apesar de los erores qu tengo el siempre esta en mi lado gacias est mensaje toco lo profundo de mi corazon

    Reply
  • July 11, 2011 at 10:57 pm
    Permalink

    Hermano angel Anton Q.

    A un corazón contrito y humillado el Señor no lo despreciará jamás.“Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti” (Isaías 60:1). Es tiempo de levantarte e ir al campo del enemigo y rescatar lo que él te ha robado por medio de la oracion de fe. Levántate con autoridad, no temas pues Jehová es escudo alrededor tuyo. Él quiere llenarte de Su gloria, pues en Su gloria hay bendiciones. Cobrad ánimo y levántate hoy en el Nombre de Jesús. Confía plenamente en Él y en Su palabra y no dudes, Dios te llevará de lo ordinario a lo extraordinario. Amén.

    Bendiciones,
    Ministerios de sanidad.org

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.