Jesús Es El Médico Del Alma

“Jehová Dios mío, a Ti clamé, y me sanaste”. Salmos 30:2 (RVR1960

Hijo mío, atiende a Mis consejos; escucha atentamente lo que digo. No pierdas de vista Mis Palabras; guárdalas muy dentro de tu corazón. Ellas dan vida a quienes las hallan; son la salud del cuerpo (Proverbios 4:20-22).

Alaba, alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo Nombre. Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de Sus beneficios. Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias (Salmo 103:1-3).

Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre Él recayó el castigo, Precio de nuestra paz, y gracias a Sus heridas fuimos sanados (Isaías 53:5).

¿Qué quieres que haga por ti? —le preguntó. Rabí, quiero ver —respondió el ciego. Puedes irte —le dijo Jesús—; tu fe te ha sanado. Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el Camino (Marcos 10:51-52).

“No tengas miedo, que Yo Estoy contigo; no te desanimes, que Yo Soy tu Dios. Yo Soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con Mi justiciera mano derecha” (Isaías 41:10).

“Al caer la noche, le llevaron muchos endemoniados, y Él , con Su sola palabra, expulsó a los demonios y sanó a todos los enfermos. Esto, para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: Él mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias” (Mateo 8:16-17).

¡Sáname, Señor, y recobraré la salud! ¡Sálvame, y quedaré a salvo! ¡Tú eres la razón de mi alabanza!” (Jeremías 17:14).

“Un leproso se le acercó, se arrodilló ante Él y le dijo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano, lo tocó y le dijo: Quiero. Ya has quedado limpio. Y al instante su lepra desapareció” (Mateo 8:2-3).

“Jesús les dijo: Tengan fe en Dios. Porque de cierto les digo que cualquiera que diga a este monte: “¡Quítate de ahí y échate en el mar!”, su orden se cumplirá, siempre y cuando no dude en su corazón, sino que crea que se cumplirá. Por tanto, les digo: Todo lo que pidan en oración, crean que lo recibirán, y se les concederá” (Marcos 11:22-24).

Palabras de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

 

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.