Jesucristo te Sana… Levántate

Aconteció que Pedro, visitando a todos, vino también a los santos que habitaban en Lida.
Y halló allí a uno que se llamaba Eneas, que hacía ocho años que estaba en cama, pues era paralítico. Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó. Y le vieron todos los que habitaban en Lida y en Sarón, los cuales se convirtieron al Señor. Hechos 9:32-35 (RVR1960)

La bendición que recibió Eneas fue grande pues dice la Palabra de Dios que, ya llevaba ocho años enfermo y postrado en una cama. Su Milagro de Sanidad no fue solamente para él sino para llevar a muchas personas a Cristo. El Milagro de Sanidad Divina no fue solo una maravilla sobrenatural; fue también una señal. El Señor Todopoderoso, también está realizando milagros en estos tiempos.
El Libro de los Hechos nos exhorta y nos llama a una fe que por más fuertes que sean los vientos y las adversidades nos mantenemos firmes creyendo que Dios está de nuestro lado.

Es un refrigerio para nosotros cuando leemos acerca de hombres y mujeres que creyeron en nuestro Dios y en lo que Él con Su poder puede hacer a favor de nosotros. Dios no hace acepción de personas, Él cuando trabaja en nosotros es para realizar grandes cosas de manera extraordinaria sin importar que eres rico o pobre, sano o enfermo. Dios usó a Pedro en diferentes episodios de su vida unos muy gratos, pero otros muy amargos, aun así, Pedro le creyó y Dios lo bendijo de tal forma que le dio el poder para sanar y llevar Su Palabra. Pedro pasó hacia el Otro Lado de Fe con la autoridad y el poder de Dios de lo ordinario a lo extraordinario porque así lo quiso Dios. Eneas recibió Su Milagro por la misericordia de Dios y porque se agarró a la fe.

¡El Señor sana, Salva y rompe cadenas!

¿Quieres recibir ese Milagro hermoso?
Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.