Jerusalén Intercedo por Ti

Orad por la paz de Jerusalén; prosperarán aquellos que te aman” (Salmo 122: 6).

Orar por la paz de Jerusalén es una bendición de promesas de Dios. Dice la Palabra en Salmos 122:5 que prosperarán aquellos que la aman. La oración por Jerusalén no solamente seria en tiempos de conflictos, mas bien a tiempo y fuera de tiempo. Como hijos de Dios, es necesario orar por Israel y sus gobernantes. Nos conviene orar por Israel, ya que hay una promesa de bendición de parte de Dios a los que bendigan al pueblo escogido. “Bendeciré a los que te bendigan y al que te maldiga, maldeciré” (Génesis 12:3).

El Señor ha ordenado a Sus hijos a que oren por la paz de Jerusalén y nos declara cuánto ama a esa nación. Dios ama la unión y considera a Jerusalén como a una ciudad que está unida entre sí. “Jerusalén, que se ha edificado como una ciudad que está bien unida entre sí” (Salmos 122:3). Jerusalén es el lugar específico de la tierra que Dios escogió para Su morada, Él conoce la condición de Su pueblo por tanto nos insta a que oremos por esa nación. “Pedid por la paz de Jerusalén; sean prosperados los que te aman” (Salmo 122:6).

La Palabra de Dios es muy clara en cuanto a orar por Israel y pedir por su paz y nos dice: Orad por la paz de Jerusalén: Sean prosperados los que te aman. Haya paz dentro de tus muros, y prosperidad en tus palacios. Por amor de mis hermanos y de mis amigos diré ahora: Sea la paz en ti. Por amor de la casa del Señor nuestro Dios procuraré tu bien. Salmos 122:6-9

¿Por qué orar por la Paz de Jerusalén?

Oramos por Jerusalén para que los corazones de los judíos y los gentiles puedan alcanzar la paz y las grandezas del Señor y logren a reconocer al Príncipe de Paz: Jesús de Nazaret, nuestra paz.

En la paz de Cristo, no existe el miedo. Él nos prometió que nos dejaría Su paz. La paz de Cristo no añade tristeza alguna. “La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”.

Israel está sitiado por enemigos, pero está bajo la protección del Todopoderoso, Jehová de los Ejércitos es Su nombre. “No temas, gusano de Jacob, oh vosotros los pocos de Israel; Yo Soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor” Isaías 41:14 (RVR1960)
Aunque contra Jerusalén se levanten guerras, “El SEÑOR dará fuerza a su pueblo; el SEÑOR bendecirá a Su pueblo con paz” (Salmos 29:11). “Por amor de Sión no sosegué, por amor de Jerusalén no descansaré” (Isaías 62: 1). “Judá será habitada para siempre y Jerusalén por todas las generaciones” (Joel 3:20). “Pero ahora, he elegido Jerusalén para mi Nombre allí estar y he elegido a David para gobernar a Israel, mi pueblo” (2 Crónicas 6: 6). Vengan y subamos a Sión, a la presencia del Señor, de nuestro Dios” (Jeremías 31: 6) “Así dice el Señor:” Estoy volviendo a Sión y morar en Jerusalén “(Zacarías 8: 3). Que el Señor te bendiga desde Sión, y veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida” (Salmos 128:5 (NVI).

“Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová” (Isaías 2:3 (RVR1960).

Los hijos de Dios saben quiénes son en Cristo, en momentos de angustia Dios pondrá paz a Su pueblo. “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros entendimientos en el Cristo Jesús”. Filipenses 4:7 (RVR1960) Amén.

“Mirad la higuera y todos los árboles. Cuando ya brotan, viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el Reino de Dios” (Lucas 21, 29-31).

“Orad sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17 (RVR1960).

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.