Jehová Dios Mío, a Ti Clamé, y me Sanaste

la oracioin.jpgLas Escrituras nos habla en el libro de Éxodo 15:26 que Dios es nuestro Sanador y nos dice: “Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de Sus ojos, y dieres oído a Sus mandamientos, y guardares todos Sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque Yo Soy Jehová tu Sanador”. La obediencia le agrada a Dios. Él desea que nosotros caminemos por el buen camino para no caer en el pecado. Si no hubiera sido por el Señor en verdad anduviéramos perdidos, pero Su misericordia no tiene límites. Jesús pagó el Precio por ti y por mí en la Cruz del calvario por amor a nosotros. Jesús fue “quien llevó Él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados” (1Pedro 2:24).

Hermanos, la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios, hay un Manto de sanidad en la Palabra de Dios. Cuando leemos y meditamos en ella, produce gran beneficio en el cuerpo, alma y espíritu. En el nombre de Jesús declaro que la Palabra de Dios es medicina a mis huesos. En el nombre de Jesús recibo sanidad.
Padre Eterno, Padre Celestial, Jehová – Rapha, mi Sanador, gracias porque “clamé a Ti y me sanaste” (Salmos 30:2). Padre gracias por enviar estas palabras de sanidad a mi vida, “Envió Su palabra, y los sanó, y los libró de su ruina” (Salmos 107:20).

Padre mío y Dios mío en el nombre de Jesús declaro que Tú por tu misericordia Sana todas mis dolencias. “Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias” (Salmos 103:3). Si te encuentras enfermo, hoy el Señor extiende Su brazo de poder de sanidad sobre ti, solo créele a Dios y a Su Palabra por medio de la fe. Nuestro Señor Jesucristo llevó nuestras dolencias para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías diciendo: “Él mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias” (Mateo 8:17).

Hay poder en el Nombre de Jesús, clama a Él y Él te responderá. Pedir la sanidad en el Nombre de Jesucristo significa esperanza. “Dios no es Hombre, para que mienta, ni Hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? Por tanto, Él nos dice: “Si algo pidiereis en Mi Nombre, Yo lo haré” (Juan 14:14). Lo creo y lo recibo Señor. Hermanos, el Señor nuestro Dios desea que tú estés sano como también anhela que tú seas prosperado, por tanto, te dice: “Amado, Yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” (3 Juan 1:2).

Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo; porque Tú eres mi alabanza” (Jeremías 17:14). “Mas Yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda” (Jeremías 30:17).

Padre Eterno, el Dios de Abrahán, el Todopoderoso, Jehová de los ejércitos, es Tú Nombre. Gracias por Tu Gran amor hacia nosotros, no merecemos Tu amor, pero Tu misericordia es grande y permanece para siempre. Padre gracias por enviar estas palabras de sanidad a mi vida, recibo Tu Palabra y medito en ella con fe pues tengo la convicción que recibiré mi milagro de sanidad. Padre Eterno, Padre Celestial, Jehová – Rapha, mi Sanador, gracias por escucharme cuando “clamé a Ti y me sanaste” (Salmos 30:2). Ayúdame a dar testimonio de lo que Tú ha hecho por mí. Padre Celestial, te alabaré y enzarzaré Tu Nombre eternamente y para siempre, porque eres Digno de mi alabanza. Señor en el Nombre de tu Hijo amado, en el Nombre de Jesús, clamo sanidad desde lo Alto sobre cada alma que está leyendo este mensaje. Que el Manto del Señor toque tu cuerpo y reciba sanidad, La sangre de Cristo. Amén.

 Jesús, permite que este mensaje llegue al corazón de muchas almas que necesitan leer y escuchar de Tus Milagros. Permite que cuando lean este mensaje todas sus dolencias y enfermedades sean curadas por medio de Tu Palabra para Tu gloria y honra, porque Tú te la merece Señor.

Hoy es el dia de Salvacion3.jpgpor Bv Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.