Hoy Guardo Mi Mente y Mi Corazón

Hoy Guardo Mi Mente y Mi Corazón
Depresión y la Desesperación en Tiempos Difíciles

Oremos: Señor Jesús, te pido que, en este día, Tú me dé una mente clara y que pueda tomar buenas decisiones. Que este día, sea un día productivo y rechazo cualquier espíritu de confusión en mi vida. Renueve mi mente y mis pensamientos, dame la claridad para pensar positivamente.  Señor Jesús, toma las riendas de mis emociones.  Que, a lo largo de este día, tu presencia sea tan real y tangible para mí que no pueda temer nada, sino caminar completamente libre de todo temor. Gracias Padre Eterno por renovar mi mente y mi corazón. Gracias por tu amor. Amén.

riendas de mis emociones.  Que, a lo largo de este día, tu presencia sea tan real y tangible para mí que no pueda temer nada, sino caminar completamente libre de todo temor. Gracias Padre Eterno por renovar mi mente y mi corazón. Gracias por tu amor. Amén.

Muchas personas han dejado que los problemas y la pandemia asedien sus vidas, de tal modo que, le han abierto la puerta a la depresión, al miedo y a la desesperación. A decir verdad, la situación es desesperante y sabemos que, todo pasa. “Esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. Jesucristo es Luz y el que lo sigue, nunca andará en tinieblas” (2 Corintios 4:17-18).

Dice la Palabra en Proverbios 4:23: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”. Es necesario guardar el corazón ante esta situación difícil que todos nos ha tocado vivir, creyendo por fe, que Dios nunca nos dejará solos. Tenemos que guardar nuestros pensamientos y sobre todo, guardar en corazón. La misión del enemigo es bombardear pensamientos que, por lo general, nunca son buenos. De modo que, debemos de cuidar la manera en la que pensamos y no dejar que el enemigo asedie nuestras mentes. Y no os conforméis a este mundo; mas transformaos por la renovación de vuestra mente, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romanos 12:2

Tenemos que vigilar lo que vemos, lo que escuchamos, cómo hablar, orar sin cesar; y así guardar el corazón. El apóstol Pablo nos brinda Palabra de aliento en Filipenses 4:8. El apóstol nos habla acerca de cómo debemos pensar en momentos difíciles para no dejar que las circunstancias nos invadan. Y nos dice: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”.

¿Qué puedo hacer para erradicar los sentimientos de depresión y desesperación?
Hay muchas personas que buscan ayuda en consejerías cristianas, pero también, muchos buscan ayuda al Dios Todopoderoso. He aquí algunos versículos que pueden ayudarte: Cuando te sientas entre la espada y la pared y no encuentres camino, busca y confía en Dios, entrégale todas tus necesidades a Él. Dios abrirá camino para que puedas pasar victoriosamente. “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo; tu Vara y tu Cayado me infundirán aliento” (Salmos 23:4).

Cuando sientas que el enemigo te asedia y te hace la guerra, “Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre” (Salmos 118:6).
Tú no estás huérfano, tú no estás huérfana; tú tiene un Padre que guarda y pelea por ti, “Jehová es tu Guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha” (Salmos 121:5).

Dios sostiene a Sus hijos, Él nunca te pondrá cargas que no puedas cargar. Dios te librará de caída. “Echa sobre Jehová tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo” (Salmos 55:22).
Confiesa con tu boca que, “ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días” (Salmos 23:6).

La depresión, la desesperación y los problemas, nunca vienen con buenos pensamientos. Por lo general son pensamientos de destrucción. Satanás es el ladrón que viene a quitar la paz, el gozo y la vida, refúgiate en la Palabra de Dios y recibirá vida en el nombre de Jesús. “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). Dios tiene un Plan Perfecto para tu vida porque te ama, ven como estas y Él te mostrará Su amor. Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque Mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo Soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de Mi justicia. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová. Salmos 34:18-19

¿Cómo puedo vencer mis temores y mis problemas?
derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. Y no os conforméis a este mundo; mas transformaos por la renovación de vuestra mente, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romanos 12:2

Usa tu autoridad en el Nombre de Jesús y no permitas que el miedo asedie tu vida. Ora y preséntale a Dios tu situación, dile cómo te sientes. Escucha prédicas cristianas como también, escucha alabanzas y cántale al Señor. Arrepiéntete y perdona, porque a un corazón contrito y humillado, Dios no lo despreciará jamás. Dios te ama.

Dios te bendiga.
Mensaje de Dios
Escrito por: B. Flores
www.ministeriosdesanidad.org


Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.