Fe En Medio De Las Dificultades

Fe En Medio De Las Dificultades
Genesis 1:1-9

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día. Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo. Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así.

Cuando leemos el Libro de Genesis, dice que “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Dice la Sagrada Escrituras que la tierra estaba desordenada y vacía y Dios descendió y puso orden desde el principio. El mundo estaba desordenado hasta que Dios vino y puso orden. El mundo estaba desordenado, no apto para vivir. Dice la Palabra que Dios descendió a ese lugar vacío y desordenado para poner orden y darle vida. La tierra estaba oscura y Dios le dio luz, había un estancamiento, pero el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Dios es un Dios Todopoderoso y Él llama a las cosas que no se ven como si fuesen. Él dijo: “Sea la luz; y fue la luz, y cuando Él vio que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Estamos viviendo en un mundo de tinieblas, un mundo donde a lo bueno se les llama malo y lo malo bueno. El mundo está carcomido y en decadencia. En el principio Dios descendió y le dio forma a la tierra y puso orden en medio del desorden. No sé cómo está tu vida, pero Dios se ha acordado de ti para ministrarte. Dios viene a enderezar lo que está torcido.

Todos estamos pasando por el mismo proceso del virus, pero Dios nos prometió que nunca nos dejaría y nunca nos desampararía. Hay pánico y mucho miedo en la atmosfera, pero los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve, sino que permanece para siempre. Dios hoy llama las cosas que no son como si fuesen. Y en este momento, Dios llama la sanidad a tu hogar y la paz que sobrepasa todo entendimiento. El Espíritu de Dios comienza a moverse a tu vida en medio de esta pandemia, recibe sanidad en el nombre de Jesús. Cuando se mueve la presencia de Dios, suceden cosas maravillosas a tu favor. Servimos a un Dios Todopoderoso que todo lo puede. Cuando el Espíritu de Dios se mueve, todo es posible. En este tiempo, el Espíritu de Dios se moverá para todo el que crea en el nombre de Jesús. Dios es todopoderoso y no hay virus que Él no pueda detener. Hoy el Señor te sana y te separa de las tinieblas a la luz. En el nombre de Jesús, cancelamos todo coronavirus en el nombre de Jesús.

Cancelamos toda pobreza. Cancelamos en el nombre de Jesús todo miedo y depresión. Padre necesitamos que tu presencia se mueva sobre nuestras vidas como lo hiciste desde el principio. Reprendemos todo desorden e intranquilidad que quiera interponerse en el camino. Clamo que Dios te bendiga y te alinee a Su Propósito, llenándote de favor y dominio propio. El proceso no ha sido nada fácil, pero Dios está trabajando en medio de Su pueblo. Llénate de fe y confía en Dios, servimos a un Dios que hace milagros, maravillas y prodigios. Dios es el Alpha y la Omega el Principio y el Fin. Él tiene el poder para sanar, restaurar y salvar. Dios levanta a Su pueblo, levántate, cobra ánimo y créele a Dios.

Oremos: Padre gracias por permitirnos llegar a los hogares e impartir Tu Palabra. Tu Palabra es vida y vida en abundancia. Padre Eterno te pedimos que ordenes nuestras vidas como también nuestros pensamientos. Ordena nuestros pasos y que estos caminen en tus Caminos. Reprendemos todo desorden en nuestras vidas. Te pido que te glorifique y que todo aquel que escuche tu Palabra sea salvo y sanado, en el nombre de Jesús. Amén.

Mensaje de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.