Estaba Ciego y Ahora Veo

“Entonces él respondió y dijo: Si es pecador, no lo sé; una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo” (Juan 9:25 (RVR1960).

Cuando Jesús le restauró la vista al hombre ciego, los fariseos trataron de involucrarlo en un debate teológico sobre quién era Jesús y de dónde venía Su poder. Pero él se rehusó a discutir con ellos. Simplemente dijo: “Una cosa sé: que estaba ciego y ahora veo” (Juan 9:25).
Los mismos argumentos todavía existen hoy, algunas personas dicen: “El día de los milagros ha pasado”. La verdad es que no hay un día de milagros, solo hay un Dios de milagros que dice: “Yo Soy el Señor, y no cambio” (Mal 3: 6). La Biblia dice: “Jesucristo es el mismo de ayer, hoy, y por los siglos” (Hebreos 13: 8). Eso significa que Él era y Él todavía es. Lo que Él hizo, todavía lo hace. Lo que dijo, Él todavía dice. ¡Él es el Dios viviente! Jesús vive y reina por los siglos de los siglos y Su Reino no tiene fin.

Cualquiera que sea tu problema hoy, tiene dos opciones: vivir con el problema y ser esclavo o creer en Dios para liberarlo. Ciertos problemas como el alcoholismo, la adicción, y las enfermedades son problemas que aparecen en lapsos de tiempos en la vida de un ser humano. Otras veces también pueden aparecer de manera generacional en la familia, ¡pero por la gracia de Dios, tú puede romper o cortar el ciclo en el nombre de Jesús.

No sé cuál es la cadena que te ha atado por muchos tiempos, hoy el Señor Todopoderoso, Jehová de Los Ejércitos, viene a cortarla para que recibas libertad. Quiero que entiendas muy atentamente: el poder de Dios es mayor que tu hábito de drogas. Es mayor que la diabetes, cáncer, tiroides, alta presión, depresión, problemas cardiacos o problemas financieros. Sea cual fuera tu necesidad, tu tiene el poder en el nombre de Jesús para echarlos fuera de tu vida y de tu casa.

Dios no solo puede librarte de tu pasado y de lo que te mantiene cautivo, Él puede liberarte de sus efectos persistentes hasta exterminarlo para siempre.

Su Palabra para ti en este día es:

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que Yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad” (Isaías 43:18-19 (RVR1960).

Olvida las cosas anteriores; y no te detengas en el pasado, el hacerlo, detiene tu progreso espiritual como también tu vida íntima y profesional. Así que vuélvete a Dios hoy. En tu vida has probado y buscado otras cosas para satisfacer tu carne y al final lo único que conseguido es un gran dolor y un vacío profundo. Jesús te estás llamando hoy porque tiene Planes de bendición para tu vida. Busca y prueba a Jesús, en Él encontrarás la paz.  Tu vacío ya no será vacío.

El enemigo solo quiere verte ciego y arropado en problemas y miserias. Hoy viene Jesucristo a darte de Su Luz para que puedas ver y empezar otra vez. Jesús es el Amigo Fiel, Él no te fallará. Todavía Dios estás realizando milagros poderosos, solo créele a Él y verás las cadenas caer. 

Escrito por: Buenaventura Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.