DIOS HACE COSA NUEVA

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que Yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad” (Isaías 43:18-19 (RVR1960).

En la reflexión de hoy, Dios nos exhorta a no traer a la memoria las cosas antiguas que significa las cosas viejas. Hoy nuestro Padre Celestial nos trae cosas nuevas. El enemigo no descansa en traernos a la memoria las cosas pasadas que en alguna u otra forma nos causaron daño. Esta vieja estrategia de satanás no es nada menos artimañas para separarnos de Dios, y esclavizarnos de un recuerdo doloroso del pasado. Esos recuerdos tienen que ver con la memoria, pero hoy Dios nos alienta a confiar en Él y nos dice que no podemos acordarnos de las cosas pasadas ni mucho menos traer a la memoria las cosas antiguas. Satanás es el padre de las mentiras, él es un acusador y un ladrón y su papel es degradar a los hijos de Dios que han sido lavados por la Sangre del Cordero de Dios. Dice la Palabra de Dios en Juan 10:10 que “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. En la abundancia no existe lo viejo, Dios está estableciendo algo nuevo en cada uno de nosotros, para que esto se realice, tenemos que dejar el pasado y las cosas viejas que impide nuestro crecimiento espiritual.

Existen personas que se han estancado debido a su pasado, y cargan en sus memorias cosas antiguas de dolor que no los dejan continuar. Otra vez Dios nos dice: “Yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz”. ¿No la conoceréis? Con esta afirmación de parte de Dios, es necesario confiar y creer por fe lo que Dios nos afirma en Su promesa “Haré cosas nuevas”. En el mismo versículo, Dios hace una pregunta: ¿No la conoceréis? Esto significa lo distraídos que somos ante una situación adversa en nuestras vidas. Cuando andamos consumidos en un pasado doloroso, cargando con cosas antiguas y perdidos en el desierto y la soledad, no nos damos cuenta de lo que está haciendo Dios en nuestras vidas. Hoy Dios nos invita a olvidar las cosas pasadas y no mirar atrás.

Aunque te sientas preso de tu pasado, sediento en medio de tu desierto y consumido en la soledad, Dios te ha prometido en Su Palabra que abrirá camino en el desierto, y ríos en la soledad. No temas, Dios hará cosas nuevas y tú la verás.

Padre mío y Dios mío, gracias por hacer cosas nuevas a mi vida. Guarda mi mente y mi corazón. Gracias por perdonarme, renovar mi mente y libertarme de mi pasado. Padre Eterno, hoy quiero que Tú reine en mis pensamientos cada día. En el nombre de Jesús. Amén.

Escrito por: Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.