Dios es Fiel y Verdadero

Las Promesas de Dios Son Verdaderas

Los israelitas terminaban de atravesar el desierto, estaban cansados y muchos tenían dudas y miedo a lo desconocido. Ellos empezaron a gritar y a llorar. Se quejaban contra Moisés y Aarón, y decían: “¡Ojalá nos hubiéramos muerto en Egipto, o en este desierto! ¿Para qué nos trajo Dios a este territorio? ¿Sólo para que nos maten a todos, y se lleven como esclavos a nuestras mujeres e hijos? ¡Mejor regresemos a Egipto!”

Los israelitas ya habían dudado de las promesas de Dios, sin embargo, Josué creyó en la Palabra que Dios le había prometido, que él iba ir al frente y nunca lo abandonaría y nunca lo dejaría solo. Tal vez te encuentras en el desierto cargado de preocupaciones y con miedo a lo desconocido. Dios es nuestro Amparo, nuestra Fortaleza y nuestro pronto Auxilio en la tribulación. Él nunca cambia, Él es el mismo de ayer, de hoy y para siempre. Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? Agarrémonos de las Manos de Dios de corazón y creamos en Sus Promesas porque Él es Fiel. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Entrégale todas tus cargas al Señor y Él te dará gozo, paz y descanso. No te preocupes, confía y créele a Dios, porque Jehová va delante de ti; Él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.

Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego. De igual manera hará Dios con Su pueblo.

No Temas ni te intimides

Lecturas Bíblicas: Números 14:1-3/ Números 23:19/Josué 1:9/Deuteronomio 31:8/Éxodo 13:21-22
www.ministeriosdesanidad.org


Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.