Derrotando el Espíritu de Temor y Miedo

Cuando le damos lugar al temor, este se mete sin ser invitado. El enemigo no tiene modales, este entra sin ser invitado, en cambio Dios es caballeroso; Él toca la puerta antes de entrar. Si tú no le abre la puerta Él no entra, pero siempre estará pendiente cuando tú le abra la puerta de tu corazón. El temor no proviene de Dios sino del mismísimo satanás y este entra a la vida del ser humano cuando le abrimos la puerta del miedo y de inseguridad. Debemos ser “sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8 (RVR1960).

¿Qué es el temor?

El miedo y el temor van agarrados de la mano, la diferencia entre ambos es que el miedo percibe las cosas concretas y tiene miedo enfrentarlas. Por ejemplo, miedo a las alturas, miedo a las culebras, miedo a las arañas o miedo a hablar en público en inglés, miedo a no ser aceptado, miedo al pasado. al presente y al futuro, miedo… En cambio, el temor es invisible y actúa de manera como si fuera realidad, pero no es realidad. El temor hace que el ser humano imagine cosas no reales, mayormente destructivas. El temor es un espíritu invisible procedente de satanás. El temor es una batalla diaria que nunca viene con pensamientos buenos, siempre son negativos.

¿Cómo voy a ganar esa batalla?

2 de Corintios10:3-5 nos dice que “aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:3-5 (RVR1960). El miedo y el temor contradicen las Promesa de Dios en Jeremías 29:11 cuando nos dice “Porque Yo Sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”. Así hermanos, cuando sientas que el enemigo te pone pensamientos contrarios a los pensamientos que Dios tiene predestinado para ti, ponle un pare y mándalo hacia el abismo y sin retorno en el nombre de Jesús de Nazareth.

El temor se manifiesta de distintas maneras tales como temor al abordar un avión, temor a fracasar en un negocio o a un examen, temor a las alturas También, cuando la persona está enferma temores imaginarios de una mala enfermedad. El temor le gusta jugar con la mente del ser humano y siempre va a venir a poner miedo y destrucción. Cada vez que emprendemos algo y se abren puertas, el temor cobra fuerza porque el adversario solo quiere vernos en pobreza. Como creyentes, es necesario estar alerta cuando este espíritu destructivo entra sin ser bienvenido y no dejar que haga nido en la mente.

No podemos ignorar el temor cuando entre a nidal la mente, cada vez que entra el temor a la mente poniendo pensamientos destructivos ya sean presentes o futuros, debemos tirarnos de rodillas y renovar las mentes con la Palabra de Dios. Debemos estar como soldados de Dios alertas y echarlo fuera en el nombre de Jesús. El temor a parte de ser un espíritu destructor también es un ladrón que entra para robar las finanzas, la salud y la paz en los hogares. “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10 (RVR1960).

¿Cómo puedo vencer y estar alerta al temor? Buscando a Jehová.

Es necesario tener discernimiento y astucia cuando el temor entra, bajo ninguna circunstancia no podemos dejarlo desapercibido. Cada vez que percibimos o sintamos ataques del miedo y el temor, debemos de buscar a Dios como lo hizo el Salmista cuando dijo: “Busqué a Jehová, y Él me oyó, y me libró de todos mis temores” (Salmos 34:4 (RVR1960).

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos sentido miedo y temor, está en nosotros qué vamos a hacer con el miedo y el temor. ¿Vamos a dejar que el miedo y el temor nos derroten? No. Vamos a vencer el miedo y el temor con la Espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7 (RVR1960. Palabra de Dios permite que renovemos las mentes para pensar como Dios piensa. La Palabra de Dios nos brinda libertad para caminar en paz y sin temor. La Palabra de Dios rompe el temor. 

Las personas que están bajo el espíritu del temor se estancan y a todo le temen, tienen miedo a emprender algo y nunca lo realizar debido a que están bajo el dominio del temor. Hoy el Señor te dice: No temas, adelante, “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” (Josué 1:9 (RVR1960). Adelante, ponle acción a tus sueños y metas y a todo lo que Dios tiene para ti. Agárrate del Señor y confía en Él y en Sus Promesas, Dios te promete que te llenará de Su paz. La Palabra de Dios dice en Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en Ti persevera; porque en Ti ha confiado.

Oremos: Padre en el nombre de Jesús, te pido perdón cuando me he sentido con miedo y atemorizado. Líbrame de mis temores y ayúdame a confiar plenamente en Ti. Tú me dices que, “Nadie me podrá hacer frente en todos los días de mi vida”. En el nombre de Jesús echo fuera de mi vida todo pensamiento cautivo y lo mando hacia el abismo y sin retorno. Tú eres mi Padre y hago propia esta oración donde dice que, “ninguna arma forjada contra mi prosperará, y condeno toda lengua que se levante contra mí en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y Su salvación de mí vendrá, dijo Jehová” Isaías 54:17 Reina-Valera 1960 (RVR1960). Gracias Padre Eterno por Tu amor y por Tu paz. Padre Celestial, hoy derribo el miedo y el temor con Tu Palabra en el nombre de Jesús. Amén

Escrito por Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.