Todo Es Posible Para el que Cree

Señor  te creo… ayuda Mi Incredulidad. Si cree, verás  la gloria de Dios obrando de manera sobrenatural en tu vida.

Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán.
El Señor Jesús nos señala en Marcos 9:23-29 que la condición para la oración de sanidad contestada es “creer”. En una ocasión Jesús se encontraba en una gran multitud, y respondiendo un padre que se hallaba en la multitud, dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo el cual, dondequiera que le toma, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando.

“Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad. Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, Yo te mando, sal de él, y no entres más en él. Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndole con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: Está muerto. Pero Jesús, tomándole de la mano, le enderezó; y se levantó. Cuando Él entró en casa, Sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno”.

Como padres nos podemos identificar con este mensaje, en esta ocasión fue un padre con su hijo endemoniado. Este padre vino a Jesús clamando por una necesidad, ¿Cuál es tu necesidad? nosotros como padres también tenemos necesidad en el hogar con nuestros hijos. No se cuál es tu necesidad, pero si se la entrega a Dios Él te ayudará a vencerla. Dios nos enseña una manera muy importante para que podamos ver a nuestros hijos bien en todas las áreas y es nada más y nada menos que creer por fe y sin dudar que nuestros hijos serán bendecidos por Dios.

La semana pasada vino una madre llorando para que interceda por su hijo que estaba esclavo en los juegos de videos y el celular. Su angustia era que su hijo ya estaba negligente, rebelde y se había entregado al abandono, solamente por estar pendiente a los juegos o “videos games”. La única palabra que le dije fue “mujer, pelea esa batalla con el poder de la fe”. “Usa tu autoridad en el Nombre de Jesús y pelea en ayuno y oración por tu hijo”. “No dudes, solo créele a Dios que Él peleará por ti”. “Ora sin cesar y verás a Dios trabajando en tu hijo y tu familia. Estas palabras las tomo para mi y te las envío a ti padre, madre, abuelos o madre de crianza. Agarrémonos de la fe y vamos a ver a Dios obrando a nuestro favor.

“Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Hay tanta necesidad y como padres es necesario tomar el paso de fe y decirles a Jesús: “Señor creo, ayuda mi incredulidad”. La fe es un don de Dios y el que la pide a Él la recibe gratis. Nosotros podemos orar pidiéndola de la misma manera tal como lo hizo este padre angustiado por su hijo.

Este paso de fe solamente se puede ver cuando ponemos nuestra confianza por fe en el Señor. Si el ambiente o la atmósfera está cargada de incredulidad, los milagros de fe no llegan. La oración, la alabanza y el ayuno a Dios proporcionan una atmósfera de fe en Dios.

El Señor dice que, “Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno”.

En este día, el Señor nos manda a orar sin cesar por nuestros hijos porque ellos lo necesitan de emergencia. Ese padre clamó a Jesús, y Él lo ayudó. Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. No te quedes callado, ora sin cesar por tus hijos y cuando lo hagas, ora con fe porque sin fe es imposible agradar a Dios. Oras sin cesar por tu familia porque Dios escucha tus oraciones.

“Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán” porque para el que cree, todo le he posible.

Citas Bíblicas: Marcos 11:24 | NVI/ Marcos 9:23-29 / Marcos 9:17-19 (RVR1960)

Oremos:

Padre Eterno, Dios Todopoderoso, venimos ante tu presencia porque entendemos que sin ti nada podemos hacer. Así como ese padre buscó a Jesús para que le ayudara con su hijo, de igual manera clamamos que Tú oh Dios nos ayude a saber cómo interceder por nuestros hijos agarrado de la fe. Señor, en el Nombre de Jesús clamamos que restaure y cambie el corazón de nuestros hijos a un corazón conforme al Tuyo, y que ellos estén enfocados en ti y no en cosas vanas y efímeras del mundo. Declaramos creyendo por fe que nuestros hijos te pertenecen y ellos son bendecidos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Si ha sido bendecido por este mensaje declara por fe que Dios escuchó tu petición a favor de tus hijos, nietos y familia diciendo: ¡Gracias Señor porque escuchaste mis oraciones!

Escrito por Bv. Flores
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.