Busca Primero a Dios Cada Día

Mas buscad primeramente el Reino de Dios y Su Justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mateo 6:33 (RVR1960)

Hoy comenzamos un Nuevo Año y agradecidos de ver un nuevo amanecer en la Luz de Cristo. Iniciamos el Nuevo Año buscando primero el Reino de Dios y Su Justicias, si procedemos así, Dios nos promete que todas nuestras metas y sueños vendrán por añadiduras.

Todos los años deseamos en nuestros corazones que sea un año mejor y si lo cremos por fe así será, pero, tenemos que tener en cuenta que, mediante transcurren los meses vendrán retos. Es ahí, donde vamos a depositar nuestra fe en Dios para que tome dominio y control de todos los desafíos que se crucen en nuestro caminar. Durante la prueba, sabemos que no estamos solos y también sabemos que todo obra para bien para los hijos de Dios.

En este Nuevo Año debemos poner primero a Dios en todo y buscarlo en espíritu y en verdad para que nos vaya bien. Recuerdas que cada prueba tiene su enseñanza para aprender y así crecer. En este primer mes de enero, te invito a buscar a Dios primero desde que te levante, saca tiempo en Su Presencia, dile cómo te sientes y deposita tu confianza en Él. Métete en Su Palabra, escudríñala y deja que Dios tome dominio y control al empezar el día. Practica esa enseñanza cada día y verás cómo Dios se moverá en tu vida en todas las áreas. Continúa buscando a Dios al levantarte y leyendo Su Palabra en los próximos meses y verás cómo Dios transformará tu corazón, tu modo de hablar y pensar. Te invito a que te enfoques en Jesús, pues Él es el Único que te puede sanar y salvar.

Este es un nuevo comienzo y un nuevo despertar, dejemos atrás todo dolor que aconteció en el viejo año y mandémoslo hacia el abismo y sin retorno en el nombre de Jesús. Nuevo Año, Nuevo Comienzo, Nuevo Despertar en Cristo, Nuevas Metas, Nueva Criatura, “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.  Despojémonos de todo peso del pasado y enfoquémonos en lo que Dios tiene para nosotros en este Nuevo Año. La Palabra de Dios nos dice en Hebreos 12:1-2

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el Autor y Consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la Cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la Diestra del Trono de Dios. Tenemos tantas metas y sueños que emprender y corremos para poder alcanzarlas. Hoy voy a correr la Carrera enfocado en Jesús creyendo por fe que voy a lograr mis metas y mis sueños con Su ayuda. 

Enfoquemos nuestras miradas en Dios y entreguémosle nuestra agenda del día a Él, verá que al final descansará en Su paz. Declaro que este Año Nuevo será un Año de bendición donde el poder y la misericordia de Dios estará contigo dondequiera que tú vayas. El Año viejo tuviste metas y sueños y no lo pudiste ver debido a circunstancias inesperadas, pero en este Nuevo Año, Dios terminará la obra que comenzó en ti. Solamente busca primero el Reino de Dios y Su Justicia cada día, arrepiéntete, y lee Su Palabra. Tal vez te humillaron y te abandonaron, pero Dios nunca te desamparará. Aunque tu padre y tu madre, tus amigos te hayan abandonado, Jehová nunca te dejará. No te rinda en la fe, lo mejor está por venir a tu vida si te arrepiente, perdona y camina con Dios. No te desanime en la fe, Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Si en el año viejo no tuviste la oportunidad de recibir a Cristo como tu Salvador espiritual de tu vida, nunca es tarde para recibir esa maravillosa Invitación que de seguro transformará tu vida y tu casa. ¡Qué maravilloso es empezar el Nuevo Año a los pies de Cristo! Jesucristo es el ÚNICO que tiene el poder para resolver todos tus problemas. El enemigo quiere tenerte como cola, cuando en verdad eres cabeza y no cola. Los hijos de Dios andan con la cabeza levantadas. Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida.

Si te decidiste a recibir a Cristo en tu vida, te invito a leer con fe, entendimiento y con todo tu corazón esta oración: Señor Jesús, vengo a Ti así como soy; un pecador (a) me arrepiento de todos mis pecados, límpiame de toda maldad. Reconozco que eres el Hijo de Dios y que moriste por mí. Gracias por el Sacrificio en la Cruz del Calvario. Señor, hoy te entrego mi vida y mi corazón para que seas mi Señor y mi Salvador. Padre Eterno, a partir de hoy, pongo todas mis esperanzas en Ti. Entra a mi corazón, te acepto como mi Señor y Salvador espiritual de mi vida, en el Nombre de Jesús. Amén.

Si decidiste convertirte en un cristiano en el día de hoy, bienvenido a la familia de Dios. Ahora, como una forma de crecer más cerca de Él, métete en la Palabra, medita en ella y comparte tu experiencia con otras personas de tu nueva fe en Cristo. Bautízate como lo ordenó Cristo. Pasa tiempo con Dios cada día, simplemente desarrolla el hábito diario de orar y leer Su Palabra. Pídele a Dios que aumente tu fe y te de comprensión de Su Palabra; aplícala en tu diario vivir. Encuentra una iglesia local en la que puedas adorar a Dios. ¡Dios hará milagros! Gracias Señor por sanarme y por salvarme. En el Nombre de Jesús recibo sanidad y Salvación. Amén.

Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.
Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”

Lecturas Bíblicas: Mateo 6:33 (RVR1960) /2 Corintios 5:17 (RVR1960) /Números 6:24-26 (RVR1960) /3 Juan 2 (RVR1960)/ Josué 1:9 (RVR1960) 

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.