Bienaventurados

En el Sermón del Monte, Jesús nos muestra un Diseño Divino de caracteres de las personas que reciben el Reino. Entre estos rasgos del creyente que enumera nuestro Señor en el Sermón del Monte, se encuentra: la humildad, seguir los mandamientos de Dios de forma sincera, voluntad para sufrir persecuciones, llevar una vida de oración, tener hambre y sed de Dios, ser lento para la ira, perdonar, actuar con un corazón limpio y andar con un corazón misericordioso. La palabra Bienaventurados en el lenguaje Hebreo quiere decir makarios y viene de la raíz mak que enseña algo grande o de larga duración. Se trata de un adjetivo que muestra felicidad, alguien muy bendecido, merecedor de ser felicitado. Es una palabra de gracia que expresa un gozo y una satisfacción muy especial, otorgados a la persona que experimenta la salvación.

El anhelo de Dios es que todos seamos Bienaventurados en nuestras vidas. Hoy nos unimos a la gran multitud para escuchar lo que Dios quiere que escuchemos en Su Sermón en Mateo 5:1-12 (RVR1960)

1.  Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a Él Sus discípulos.
2.  Y abriendo Su boca les enseñaba, diciendo:
3.  Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
4.  Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
5.  Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
6.  Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
7.  Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
8.  Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
9.  Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
10. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
11. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
12. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.
Lectura Bíblica: Mateo 5:1-12 (RVR1960)

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.