Aliméntate y Cree en las Promesas de Dios

Estamos viviendo en tiempo de muchas distracciones como también en tiempos muy violentos que solo traen consigo tristezas, ansiedad y miedo. Como creyentes, vivimos en el mundo, pero no pertenecemos al mundo, de modo que, nuestras miradas deben de estar enfocadas en las cosas de arriba y no en las cosas del mundo. Las personas que no conocen de Dios ni de Su Palabra, se asustan de lo que pasa en el mundo, en cambio, los hijos de Dios vivimos confiados en nuestro Salvador Jesucristo. Debemos pasar tiempo leyendo las maravillosas promesas de las bendiciones de Dios y así alcanzar aquellos que todavía no conocen las promesas que Dios tiene para cada uno de nosotros. He enumerado algunas para tu vida y para que la comparta. Recibe y cree en las promesas que Dios te brinda hoy:

1. Dios te prometió amarte para siempre. Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia. Jeremías 31:3
2. Él te Prometió que nunca te dejaría. «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré». Hebreos 13:5 (NVI)

3. Dios te ha prometió llenar tu corazón de paz y alegría. Les he dicho esto para que tengan Mi alegría y así su alegría sea completa. Juan 15:11/ Juan 16:24-33 “Hasta ahora no han pedido nada en mi Nombre. Pidan y recibirán, para que su alegría sea completa. Yo les he dicho estas cosas para que en Mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.

4. Dios ha prometido dar la bienvenida a todos los que vienen a Él. Todos los que el Padre me da vendrán a Mí; y al que a Mí viene, no lo rechazo. Juan 6:37

5. Dios ha prometido escuchar todas tus oraciones. Así que Yo les digo: Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque todo el que pide recibe; el que busca encuentra; y al que llama, se le abre. Lucas 11:9-10

6. Dios te ha prometido darte la fuerza que necesitas para cada situación. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

7. Él prometió ser un padre para ti, proveyendo tus necesidades y protegiéndote. A ese sitio Abraham le puso por nombre: «El Señor provee». Por eso hasta el día de hoy se dice: «En un monte provee el Señor». A pesar de todo, Señor, Tú Eres nuestro Padre; nosotros somos el barro, y Tú el Alfarero. Todos somos obra de Tu Mano. (Génesis 22:14) (Isaías 64:8)

8. Dios prometió perdonar todos tus pecados cuando se lo confiesa a Él. Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es Fiel y Justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. 1 Juan 1:9

9. Dios te Prometió protegerte de todo daño. El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Salmos 121:7/ Juan 10:28

10. Él ha prometido que te unirás a Él en el cielo. Porque la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en Él tenga vida eterna, y Yo lo resucitaré en el día final. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a Mí mismo, para que donde Yo estoy, vosotros también estéis. Juan 6:40/Juan 14:3

Palabra de Dios
www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.