ALFARERO DE MI VIDA

Todos tenemos que pasar por las Manos del Alfarero para ser moldeados cada día. Jesucristo es el Alfarero por excelencia que moldea nuestra vasija sin importa la condición. Dios no hace acepción de persona, Él moldea las vasijas sucias, rotas y quebradas. Hoy el Todopoderoso, viene a moldear tu vasija, no importa en la condición en que te encuentres. Dios nunca te tirará al zafacón, Él te recogerá para moldearte y hacer en ti una vasija de valor.

Cuando mi familia y yo vivíamos en el Sur de Corea, visitamos el famoso Museo de Arte de Seúl. El Museo es enorme y está dividido en diferentes culturas típicas como también representaciones de otros países. Entre las diviciones, unas de las áreas que más me impresionó fue el área de artesanía, cerámicas, vasijas y otros objetos hechos de barro. casi todas las exhibiciones se basaban en los procesos que un alfarero realiza para moldear su vasija. Dentro de todas las obras de artes, hubo una que me impactó mucho. La obra era una pintura de un alfarero moldeando una vasija muy linda, y detrás de él había un zafacón grande lleno de vasijas rotas listas para tirarla a la basura. Cuando contemplé la pintura, me quedé mirándola profundamente y a la misma vez, pensé en la relación que existe entre el barro y Dios.

Nosotros somos el barro y Dios el Alfarero que moldea nuestra vasija. El Plan de Dios es moldearnos cada día hasta llegar a la perfección de Él. El amor de Dios hacia nosotros es tan grande e incondicional que Él nunca va a dejarnos tirados en el zafacón. Dios le habló a Jeremías y le dijo “Levántate y desciende a casa del alfarero, y allí te haré oír Mis Palabras” (Jeremías 18:2-6 (RVR1960).

Tus amigos pueden abandonarte y tirarte a la basura, pero Dios nunca tira una vasija quebrada a la basura. Quizás ha sentido que tu vasija se ha quebrado y te han tirado a la basura, pero hoy te digo de parte del Señor que, Dios nunca te va a dejar tirado al zafacón, Su gran amor por ti nunca se acaba. Él quiere levantarte, Él quiere moldearte para que brille con Su luz.
Hoy el Señor nos manda a levantarnos en busca del Alfarero y nos dice: “Levántate y desciende a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. Descendí a casa del alfarero, y hallé que él estaba trabajando en el torno. Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en sus manos, pero él volvió a hacer otra vasija, según le pareció mejor hacerla. Entonces vino a mí Palabra del Señor, diciendo: ¿No podré Yo hacer con vosotros como este alfarero, casa de Israel?, dice el Señor. Como el barro en manos del alfarero, así sois vosotros en Mis Manos, casa de Israel.”

No importa en la profundidad del lodo en que te hayas ahora mismo, Dios te recoge hoy para moldearte y limpiarte. Hoy Dios viene a tu vida para moldear tu vasija para que brille en su luz. En verdad que en la vida hemos pasado por desprecio y situaciones difíciles de tal manera que nos hemos sentido quebrados y sin valor. Con tanto desprecio que ha pasado, has llegado a pensar que no eres útil y que no tienes valor. Hoy vengo a decirte lo valiosa que es tu vasija en las manos de Dios. Dios quiere moldearte para que sea de utilidad en la vida. En Sus manos serás libre y brillarás con Su luz. ¿Quieres dejarte moldear por el Alfarero?

 Oremos: Amado mío, Dios todopoderoso, llenos están los cielos y la tierra de Tu gloria. Hoy vengo ante Tu presencia para que moldee mi vasija a la perfección Tuya. Pasa Tu Mano sobre mi vasija rota y seré sanado (a) y reparado (a). Gracias por moldearme y repararme oh Dios. Te amo mi Señor. 

www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.