Agradecidos de Dios

Dar gracias es ser agradecido de todo lo que Dios nos ha dado. Cada día es una oportunidad para darle las gracias al Señor nuestro Dios. No te canses de darles las gracias a Dios porque Él ha sido bueno contigo. Lo primero que debes hacer al levantarte es darle las gracias a Dios porque ha permitido que veas un nuevo amanecer en tu vida. 
Ayer en el servicio me encontraba afectada de la garganta y mi voz estaba muy quebrada y era difícil cantarle al Señor. No me quedé ahí, empecé a darle las gracias a Dios con mis manos, pero quería alabar con mi voz. Le di las gracias a Dios por mi voz. Gracias Señor porque puedo hablar. No me quejo por mi garganta ronca o quebrada, de igualmente te doy las gracias Dios porque puedo hablar.  En vez de quejarme, mas bien les doy las gracias a Dios en todo.
¿Porque debemos de darle las gracias a Dios?

 

Todos debemos ser agradecido por Dios por Su amor. Su amor hacia nosotros es tan grande que envió de los cielos a Su Único Hijo Jesús para salvarnos de nuestros pecados y no solamente, Ciertamente Él llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por Sus heridas hemos sido sanados. ¡Gracias SEÑOR!
La Palabra de Dios nos dice que debemos de Dar gracias al Señor porque, Él es bueno, porque es eterna Su misericordia. Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús. Doy gracias a Dios por todos ustedes, siempre los llevo en mi Corazón. Ahora en forma de gratitud, los bendigo de parte de Dios con estas palabras que, por cierto, llegarán al alma a todo aquel que la recibe de corazón y de fe:
Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente. ¡Que el Señor haga resplandecer Su Rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia! ¡Que el Señor alce Su Rostro sobre ti, y ponga en ti paz! Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Porque, Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en todos los problemas. Por eso no tenemos ningún temor.
Aunque la tierra se estremezca, y los montes se hundan en el fondo del mar; aunque sus aguas bramen y se agiten, y los montes tiemblen ante su furia. No se turbe tu corazón. Ustedes creen en Dios; crean también en Mí. Bendito el hombre que confía en Mí, que Soy el Señor, y que en Mí pone su confianza. Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.
Dale las gracias a Dios porque Él cuida de ti. “No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de Mi Justicia”.  Por lo tanto, muestren humildad bajo la poderosa Mano de Dios, para que Él los exalte a su debido tiempo. Descarguen en Él todas sus angustias, porque Él tiene cuidado de ustedes.
Tenemos que vivir agradecido de Dios. Cuando somos agradecidos de Dios también somos agradecidos con los demás. Cuando somos agradecidos Dios nos eleva a posiciones altas. Cuando somos agradecidos todo cambia a nuestro favor. Hay gentes que le pesa dar gracias a Dios, pero cuando están entre la espada y la pared, se acuerdan de Él.
Debemos de darle las gracias a Dios en todo tiempo. Agradezca a Dios y dele las gracias por la vida. Dele las gracias por el Precio que Él pagó por todos nosotros. No te olvide de lo que Dios ha hecho por tu vida.  Dale las gracias por tus hijos, nietos, familias, trabajo, el techo donde vives, tu salud, amistades, los alimentos, estudios… Dale las gracias a Dios por el aire que respira y todo los que respira alaben a Dios y denle las gracias!
Acuérdate de dónde Dios te sacó y dale las gracias.

En el amor de Cristo, los bendigo.
www.ministeriosdesanidad.org

Lecturas Bíblicas:
3 Juan 1:2/ Números 6:25-27 (RVC)/ Josué 1:9 (RVR1960) Salmo 46:1-3/ Juan 14:1/ Jeremías 17:7-8/1 Pedro 5:6-7/ (1 Tesalonicenses 5:16-18) / (1 Corintios 1:4) / Isaías 43:2 (RVR1960) Isaías 41:10 (RVR1960)

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.