Abominaciones Ocultas de Halloween

Hay mucha ignorancia acerca de las fiestas de Halloween que se celebra el 31 de octubre, dice la palabra en

Oseas 4:6 “Mi pueblo perece por falta de conocimiento”.

Si las gentes supieran las desgracias y el satanismo que se encuentran detrás de la fiesta de Halloween lo pensarían dos veces en disfrazar a sus hijos y decorar sus casas con mortandad.

La celebración de Halloween es una fiesta satánica, es una fiesta a las deidades satánicas donde el único objetivo es el sacrificio de animales y seres humanos. Los niños son el centro de atracción porque es precisamente a ellos que sacrifican. Les voy a dar un resumen acerca de esta fiesta pagana que tristemente muchos no conocen. La fiesta de Halloween era una festividad que celebraban los Celtas idólatras que vivían en el territorio de Irlanda, Gran Bretaña y el Norte de Francia en Europa. Su origen está repleto de hechicerías, supersticiones, idolatría, espiritismo, libaciones, sacrificios de animales y de seres humanos y todo tipo de movimientos del mundo de las tinieblas. Esta fiesta era dedicada al dios de la muerte llamado “Samhain”. Las personas encargadas de estos ritos satánicos eran los sacerdotes hechiceros Druidas, ellos ejercían como ministros de la religión. Estos sacerdotes celtas, se dedicaban a practicar sacrificios de animales y de seres humanos y los ofrecían a sus dioses.

En esta actividad, los druidas se disfrazaban con vestimentas horrorosas y visitaban las casas de la región causando pánico. Hoy y de forma inocentemente, los niños salen disfrazados en busca de dulces la noche del 31 de octubre. Todo lo que está envuelto en la fiesta de Halloween tiene un significado y no es nada bueno, por ejemplo, la calabaza esculpida y que generalmente muestra un rostro monstruoso representa a Jack O’Lanterns o fuego opaco, su fábula representa confusión.
La palabra “Trick or Treat” o “Truco”, radicaba en expresar condenaciones o maldiciones. El enfoque principal de la fiesta es el sacrificio, miles de niños son secuestrados para luego ser sacrificados y así, perpetrar el culto satánico. En la fiesta, ellos realizaban y aún realizan una fogata grande y pasaban y aun pasan los sacrificados por el fuego para dedicarlos a sus dioses. Todas estas fiestas son obras de satanás.

Padres, madres, es tiempo de despertar al conocimiento de la Palabra de Dios, Él nos advierte acerca de esas fiestas paganas y nos dice en Efesios 5:11-12 “Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto.”

Las fiestas de Halloween se han convertido en una distracción y un gasto para algunos, pero la realidad oculta de esa celebración diabólica es que se enfoca en el ocultismo, la muerte, y el mundo de las tinieblas. Para muchos estas fiestas son solamente “fiestas de disfraces para pasarla bien”. Hay palabras de advertencia de parte de Dios para nosotros en

Deuteronomio 18:9-12 y nos dice: “Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprendas a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti, quien haga pasar a su hijo o a su hija por fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortilegio, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti”.

Si usted no tiene planeado qué hacer el 31 de octubre, y no desea participar en esa fiesta pagana, si no desea que sus hijos participen, llévelo a las iglesias cercana, ese día, ellos tienen actividades cristianas para usted y los niños. Recuerdas: El participar en esa fiesta de demonio te hace copartícipe de un culto de las tinieblas, y esto te puede traer grandes consecuencias en tu alma con el Señor nuestro Dios.

“Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti” (Deuteronomio 18:9-12).

Escrito originalmente para: www.ministeriosdesanidad.org

Comentarios

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.